Clean Eating: sus pros y sus contras

¿Qué es el Clean Eating? No, no es una dieta, es una forma de alimentación que se está convirtiendo en tendencia, y que implica modificar nuestros hábitos alimenticios cotidianos.  Este movimiento no es nuevo; su nacimiento se remonta a la década de 1960 cuando se inició una campaña que rechazaba los alimentos procesados.

Con el paso de los años, el concepto de “comer limpio” se ha ido cambiando, de acuerdo con las necesidades de quienes deciden unirse a este estilo de vida, por lo cual existen diferentes versiones de cómo debemos alimentarnos. La forma más clara en la que se puede explicar, es que el movimiento Clean Eating trata de evitar los alimentos procesados, y en cambio ingerir alimentos integrales, naturales o lo más cercano a su estado original.

1

Pero, ¿cuáles son los alimentos “limpios” y cuáles los “sucios”?

Quienes promueven esta tendencia hacen énfasis en el consumo de alimentos orgánicos, veganos, sin lácteos, y gluten free; los azúcares agregados, grasas saturadas y trans, harinas refinadas y aditivos, están completamente prohibidos, así que los productos de panadería y carnes procesadas, como el tocino o las salchichas, no pueden formar parte de tu dieta diaria. Si lo analizamos bien, es bastante complicado que alguien siga al 100% este estilo de vida.

Pero no todo es malo, algunos puntos que podemos adoptar son:

Comprar productos orgánicos

Consideremos las compras de productos orgánicos, ya que ayudan a preservar el medio ambiente y, al mismo tiempo, apoyamos a los productores locales.

Fibra, fibra y más fibra

La fibra ayuda a nuestro cuerpo a equilibrar los niveles de glucosa en la sangre; al evitar los picos de azúcar, nos mantendremos con más energía a lo largo del día.

Comida casera

Preparar los alimentos en casa, nos ayudará a controlar las cantidades de grasa, azúcar y sal, que le agregamos a nuestra comida; así, tenemos más control sobre lo que ingerimos.

Come más de tres veces al día

Debemos complementar las tres comidas principales con colaciones ligeras, con ello mantendremos el ritmo de hambre y saciedad, y el consumo de energía se dará de forma natural.

Todo es cuestión de hacer una evaluación personal de lo que debemos y no debemos consumir, la mejor dieta es la que se adecue a nuestro estilo de vida, para lo cual es recomendable visitar a un nutriólogo. La moderación y variedad de alimentos, son la base de una dieta saludable.

@DeDiosasyMás

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s