Las mejores películas de Audrey Hepburn

Nació en Bruselas en 1929 y falleció en Suiza, en 1993, pero nos dejó un legado, y actualmente se puede decir que Audrey Hepburn es un mito entre los mitos, una actriz de prestigio, una mujer modelo, un modelo a seguir, un ícono de estilo.

1

Su talento como actriz, aunado a su apariencia sencilla y elegante, han pasado a la historia de la moda, y para recordar su gran trabajo actoral tenemos que ver las siguientes películas.

Roman Holiday (1953)

Relata la historia de una princesa europea que está aburrida y cansada de la diplomacia que la rodea, lo cual la empuja a escapar de sus responsabilidades de nobleza. En este escape, conoce a un periodista que finge desconocer la identidad de la princesa para conseguir una noticia de primera plana. Esta película fue filmada en roma, fue el primer protagónico de Hepburn, con el cual ganó un Óscar a mejor actriz y un BAFTA a mejor actriz británica.

Sabrina (1954)

El amor imposible, y diferencias entre clases sociales, son la base de esta película; Audrey tiene el papel de la hija del chofer de una familia adinerada. Ella se enamora de un joven rebelde, mientras su hermano mayor trata de impedir cualquier tipo de relación entre ellos.

Funny Face (1957)

El fotógrafo de una importante y reconocida revista, se encuentra en búsqueda de una modelo fuera de lo normal. Por casualidad o destino, llega a una librería en donde encuentra justo lo que estaba buscando; en ese momento decide convertirla en la mejor modelo de París.

Breakfast at Tiffany’s (1961)

Esta comedia es una adaptación de la novela del mismo nombre, escrita por Truman Capote. Cuenta la historia de un tímido escritor que es mantenido por una mujer mayor, Audrey tiene el papel de una ligeramente extravagante escort y aspirante a actriz, que acostumbra desayunar frente a la joyería Tiffany & Co. Cuando se convierten en vecinos, su mundo cambia para siempre.

My Fair Lady (1964)

Este filme está basado en la obra de teatro “Pigmalión”, escrita en 1913 por George Bernard Shaw; recibió ocho premios Oscar, entre ellos a mejor película, mejor actor y mejor director.

Todo comienza en una lluviosa noche londinenese, cuando la alta sociedad sale del teatro y busca refugio bajo los portales, donde también se encuentra Eliza Doolittle (Audery Hepburn), una vendedora de flores. Henry Higgins, un experto lingüista, hace una apuesta con el coronel Hugh Pickering, en donde le propone convertir a la pequeña florista en una dama de alta sociedad.

Audrey Hepburn marcó una época, sin lugar a dudas, en diferentes aspectos, tanto en la historia del cine, como en la moda y en los actos humanitarios. Es el claro ejemplo de trascendencia, y no hablamos únicamente de su belleza, hablamos de su talento y su fuerza para cumplir sus sueños.

@DeDiosasYMas

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s